logo
Inicio SOBRE LOS PATINETES ¿POR QUE MONTAR EN PATINETE?
Español (spanish formal Internacional)English (United Kingdom)

Patinetes para todos

¿Por que montar en patinete?

 

¿Por qué montar en patinete?

El uso regular del patinete ayuda a tonificar los músculos y a mantener la línea, especialmente el torso, piernas y trasero. Te hace sentir más joven. Ayuda a aliviar los dolores de espalda ocasionados por el sedentarismo (trabajo en oficinas, escuelas, conducción, etc.). Con el ejercicio regular de los músculos de la espalda el dolor tiende a desaparecer.

El uso de los patinetes mejora la coordinación de las distintas partes del cuerpo, tonificando los músculos. Esto es muy importante para gente de todas las edades, especialmente para los niños.

El patinete se puede usar durante todo el año.

El patinete es extremadamente ligero. Generalmente se puede transportar en el maletero del coche normal.

Es ideal para utilizarlo durante las vacaciones, centros históricos de las ciudades, medios de transporte público, paseos por la naturaleza y cuesta abajo.

El paseo en un patinete es fácil, ágil, agradable, natural y sobre todo seguro.
Es perfecto para madres y sus hijos, al ser más práctico que los coches portabebés. Ellos están encantados con el movimiento y de estar más cerca de la madre.

Se le puede añadir una cesta para transportar las compras diarias.

Es un deporte muy arraigado en Alemania, Francia, República Checa, República Eslovaca y los países escandinavos entre otros.

Muchos deportistas lo utilizan como complemento del entrenamiento de varios deportes (fútbol, atletismo, ski,…)

Protege las articulaciones de las irregularidades del terreno. Es fácil de aprender a manejarlo.

Ayuda a combatir el stress diario.

El mantenimiento es mucho menor que el de las bicicletas, son mucho más resistentes y tiene menos piezas móviles.

Los patinetes son ideales para ir al trabajo o a la escuela. Se pueden transportar en el tren para ir al trabajo. Son totalmente ecológicos y respetuosos con el medio ambiente, al mismo tiempo que mejora la condición física del conductor.

La sensación de ir cuesta abajo es genial, pero hay que ser consciente de la seguridad. Lo más importante no es la velocidad, sino las sensaciones que se tienen al ir en el patinete al poder disfrutar de la naturaleza de otro modo, lo que aporta una sensación totalmente nueva y una nueva oportunidad para observar la naturaleza en paz.

Es un regalo ideal para toda la familia.

 

Banner